Ser madre deportista, por Cata Tenorio

En diciembre 2009, siendo la pareja Nº3 con 34 años decidí tomarme un año de no competir para intentar quedarme embarazada y formar una familia con mi marido. Para marzo del 2010 lo logramos y mi hija nació en noviembre. Como toda embarazada, al principio tenía sueño pero ya después del tercer mes, comencé la actividad física y con la idea de prepararme para volver si toda salía bien.

Pedí ranking protegido, así que al comenzar la temporada 2011 con Nela Brito éramos la pareja Nº4.
Los 3 primeros años de mi hija, mi marido y ella me acompañaron a los torneos. Fueron los más duros por varios motivos. Tenemos toda la familia en Argentina por ambas partes y sin ayuda externa, los miedos de padres primerizos, los catarros, y las noches de dormir regular eran una cosa más a agregar al cansancio físico y mental que significa ser deportista.
A partir de que mi hija empezó a ser más grande, con 3 años empezó a ir al cole y comencé a viajar sola a los torneos. Mi marido se queda con ella. Muchas veces,  físicamente estoy en el torneo, sin embargo,  mentalmente preocupada por si está bien o no a la distancia.
Mis compañeras han ayudado mucho teniéndome paciencia y tolerancia cuando Valentina requería mi atención y también dándole mucho cariño a ella. ¡Gracias Nela, Iciar, Valeria, Marta, Victoria y Bea! El resto de jugadoras también siempre han tenido gestos cariñosos con mi hija, muchas gracias también.

 

 

Mi día consiste en prepararme para ir a entrenar y el de Valentina en ir al cole y hacer sus tareas. La dejo a las 09:00h y ahí intento hacer todas las actividades de jugadora: entrenamientos de pádel y físicos, fisio, psicólogo, patrocinadores etc, y a partir de las 17:00h  ser madre: parque, llevarla o traerla donde necesite, inglés, kung fu…
Tuve momentos de desánimo y con ganas de dejar la competición  porque la responsabilidad de ser mamá muchas veces desborda y es un hándicap de cara a mis rivales, pero creo que también es mi fortaleza, porque mi felicidad pasa por el bienestar de mi hija por encima de cualquier resultado deportivo positivo o negativo.

He sido la primera jugadora de pádel en compaginar ser mamá con la competición, después me siguieron: Alicia Berl, Vanesa Alonso.  De momento soy la única jugadora que he disputado 13 finales de torneos World Padel Tour, ganando 2 de ellas (siendo madre).
Como digo, ser jugadora de pádel es el trabajo más es compatible con ser madre actualmente, porque dar clases por lo general es por la tarde y a esa hora es cuando mi hija requiere mi atención, así que mientras el cuerpo me aguante y los resultados sigan siendo favorables seguiré jugando el circuito ya que estoy disfrutando mucho de esta etapa.
Aprovecho para dejarles un saludo muy grande para todos los aficionados que me mandan buenas ondas en cada torneo y por las redes sociales.. VAMOS QUE SEGUIMOS💪

Cata Tenorio